Translate

Cita del día

miércoles, 21 de octubre de 2015

Puertas entre dimensiones





En mi ciudad existe una pedanía, es decir un grupo de casas que no llegan a formar un pueblo y que pertenecen a una ciudad mayor, en este caso a Peñalcón.

La pedanía llamada Barchell, como ya he dicho, son un grupo de casas bastante antiguas, las mas tienen varios cientos de años. También hay una ermita en donde en verano se realiza una romería y se celebran unos bailes populares y una parrillada a donde se acerca mucha gente desde Peñalcón.

Este lugar no se puede considerar especialmente extraño, ni especialmente diferente a cualquier pedanía que son tan frecuentes en la zona.
La historia de las pedanías se resumen, en que en la época medieval, muchas veces los árabes que aunque convivían con los cristianos, no eran bien vistos en la ciudad, por eso buscaban lugares en los arrabales, en donde vivir tranquilos cultivando sus tierras.

Las pedanías se podían formar también porque alrededor del castillo principal, se construían torres de vanguardia en lugares estratégicos, y algunos agricultores buscaban su amparo. En Barchell también existe un pequeño castillo abandonado.

Primero fue una simple torre, luego se le añadió una muralla, y mas adelante se construyó adosada a ella, una casa solariega, que perteneció a un marqués.

Sigue perteneciendo a un marqués que ya no vive por esta zona, y no se sabe si los rumores de las extrañas cosas que sucedían en el castillo, comenzaron antes, o despues de marcharse.

Al principio de todo, el señor de la conquista de Peñalcón, fue quien ordenó construir la torre para defender el camino a Madrid. Y ya conocemos las extrañas relaciones del señor de Peñalcón, con objetos y poderes que muchos dicen de otro mundo, a partir de aquí se rumorea que allí suceden cosas y que se materializan presencias y que es una especie de puerta a otra dimensión.