Translate

Cita del día

domingo, 30 de abril de 2017

Relojes diabólicos

Cuando era pequeño anhelaba ser mayor, porque veía que los adultos controlaban el tiempo y me parecía que a mi se me escurría sin poder detenerlo, y sobre todo,  porque los buenos ratos transcurrían demasiado rápido
Luego, un poco de más mayor me enseñaron que existen los relojes. Al principio me parecieron mágicos, objetos que eran capaces de controlar las horas y los segundos, una posibilidad que a partir de entonces, me permitíría dividir las diferentes partes del día , para saber si faltaba mucho para llegar a un instante en concreto.
Y un poco más tarde,  me di cuenta de que aquellas pequeñas esferas relucientes, eran una trampa y permanecer sujeto a ellas, te mantenían prisionero. No te encerraban en una celda, pero las manecillas eran cadenas invisibles de las que no te podías desprender.
Ahora ya he comprendido que un reloj es un objeto que te dicta qué es lo que te corresponde hacer en cada instante, y que hace, que los malos momentos den la sensación de que no pasan nunca, y que los buenos momentos, den la sensación de que pasan demasiado rápido.