Translate

Cita del día

viernes, 7 de abril de 2017

Manto gris, manto de color

Un manto gris se abate sobre la ciudad, y sobre las cabezas de sus habitantes. La gente pierde vitalidad, alegría, ilusión, empuje. Todo se ralentiza. Algunos están desempleados y deambulan sin dirección. Se detienen, y de vez en cuando se meten en un bar vacío a tomar un café, o un brandy. El frío es intenso y encoge a las personas aún más. Felipe no sabe adonde ir, y no quiere volver a su casa que encierra todas sus frustraciones. El sofá lo espera con sus mandíbulas abiertas y lo atrapa, mientras el televisor escupe realities y desgracias. Por lo menos mientras pasea a veces encuentra a alguien como él pero con mas fuerza, que le da un empujón y se siente menos mal. Él para darse fuerzas intenta pensar en la gente que está peor. Hasta que llega a un gran edificio neoclásico alargado que bordea el parque. Hay mucha gente que entra y por eso se decide y los sigue. La sala es alargada, no podría ser de otra manera con los cuadros que ocupan toda la pared de parte a parte, o sería mejor llamarlos murales. Sólo hay un banco en toda la habitación, en el centro, se sienta. No sabe cuanto tiempo permanece allí, pero su estancia siente que lo está transformando, no es ya lo que sus ojos ven, unos colores magníficos degradándose mezclándose, llenándolo todo, y que como si fueran una crema mágica penetra por sus poros, y llega hasta su alma. Por momentos siente que la tristeza lo ha abandonado y se siente bién, y se da cuenta de que la vida a veces le permite disfrutar de maravillas, que son las que le dan sentido.



                           Monet-   Les nymphéas detalle